Diseño

Consejos para evitar problemas con la fotografía de producto

Cuando se envía un documento a una imprenta para impresión, hay que tener la seguridad de que lo que se envía está en buenas condiciones para que el resultado sea el esperado. Ocurre en muchas ocasiones que la fotografía de producto no tiene nada de parecido a lo que se esperaba.

Hay diferentes problemas con la fotografía de producto que los profesionales de una imprenta detectan cuando el cliente envía imprimir materiales impresos. Hoy queremos darte una serie de consejos sobre imágenes de productos para que no te lleves sorpresas a la hora de encargar materiales impresos, ¡y también ahorrarte una revisión profesional!

Problemas con la Fotografía de Producto

 

  • Fondo

Todos los documentos que envíes para impresión deben contar con un borde de pocos centímetros de extra. Este extra se llama Bleed o Sangría.

La sangría es un margen de seguridad que busca evitar bordes blancos debido a variaciones milimétricas del corte o a un desplazamiento del registro cuando se imprime a doble cara. Los elementos con sangría son objetos o imágenes que sobresalen de los límites de corte, de tal manera de evitar cualquier borde blanco en el trabajo final.

Antes de enviar el documento para imprimir asegúrate de colocar parte de diseño extra, así asegurarás que no queda un espacio en blanco alrededor cuando sea impreso.

 

Fotografia de producto

 

  • Legibilidad

Otros problemas con las imágenes de producto es que muchas veces está borrosa y poco definida. Esto se debe a la resolución.

La resolución es la cantidad de información que tiene una imagen y en consecuencia su calidad: cuanta más resolución, más calidad.

Si creas una imagen con una resolución no adecuada ésta no se verá bien en pantalla, será más pequeña de lo que esperabas al imprimirla o sencillamente no se podrá imprimir.

¿Cómo saber qué resolución utilizar?

ANTES de crear una imagen debes hacerte una pregunta: ¿Para qué la estás creando?

Dependiendo de la respuesta utilizarás una resolución u otra.

La resolución la puedes cambiar una vez hayas creado la imagen, sin embargo, recomendamos tomar esta decisión ANTES de crearla para no perder calidad.

Así pues ¿Para qué estás creando tu imagen?

Para imprimir

En este caso utiliza 300 pixels/inch.

Ejemplos: Flyers, Tarjetas, Folletos…

Para Imprimir en gran formato

Si vas a imprimir en un formato grande utiliza 150 pixels/inch.

¿Y eso? Pues porque las imágenes de gran formato nunca las verás de cerca, están pensadas para ser vistas desde cierta distancia y, en consecuencia, su calidad no es tan importante. Además, cuándo crees un documento grande, el hecho de trabajar en 150 pixels/inch te permitirá trabajar más rápido y tendrás la ventaja de que la imagen no sea tan pesada.

Ejemplos: Roll – Up, Mupis, Expositores…

Para Pantalla

En este caso tienes que utilizar 72 pixels/inch.

Tabla resumen 

 

foto de producto

 

También el problema se puede deber a un color inadecuado. Aunque ya hemos hablado anteriormente sobre los colores en la impresión, hacemos un breve resumen. Se pueden utilizar dos modos de color, dependiendo de lo que vas a imprimir.

 

CMYK

Son las siglas de Cyan, Magenta, Yellow y Black, los 4 colores que se utilizan en una imprenta para imprimir cualquier documento en cuatricromía. Por lo tanto, si creas un documento para ser impreso en imprenta, utilizarás el modo de color CMYK.

 

RGB

Son las siglas de Red, Green y Blue, los tres colores que conforman toda la gama cromática que ves en tu pantalla. Entonces, si vas a crear una imagen para ser utilizada en pantalla (facebook, twitter, una web, un blog, un documento PDF para ser enviado por email, un correo electrónico, etc…) hay que utilizar el modo de color RGB. Si vas a imprimir en una copistería o una tienda de impresión, también es el modo de color recomendado.

Imagenes de producto

Otros errores que suelen ocurrir:

  • Orientación errada: La imagen es enviada en vertical, por ejemplo, cuando se quiere para una tarjeta de visita en horizontal. Asegúrate de antes de enviar el diseño, adaptar y rodar la imagen. Si vas a imprimir en frente y verso, coloca las dos imágenes con la misma orientación, ¡si no el producto estará con una orientación diferente en cada lado!

 

  • Imagen corta con las líneas de seguridad: Cuando creas las líneas de seguridad en tu documento en el ordenador, tienes que tener cuidado que el diseño no esté cortado. ¿Por qué? Porque estas líneas marcan por donde el producto más tarde se va a recortar, ¡y el diseño entonces estará incompleto!

 

  • Elementos sobrepuestos: Cuando termines el diseño, tienes que tener cuidado de que ningún elemento del arte creado esté sobrepuesto, ¡a veces ni se ve! Por tanto, ten la seguridad de que no tienes imágenes detrás de otras, y que no hay elementos muy juntos que se puedan sobreponer.

Ahora que conoces cuáles pueden ser los problemas con las imágenes de producto, ¡no tengas miedo de imprimir! La Fotografía de producto no volverá a ser un problema para ti.

Si tienes otros problemas, ¡cuéntanos que te ayudamos a resolverlos!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *