Decoración de oficinas original en 5 minutos

Para la cantidad de horas que los empleados pasan en las oficinas, podemos decir que la decoración no es uno de los elementos que más se tengan en cuenta, lo que no quiere decir que no se deba. Y es que no hay mejor manera de que un trabajador, y un cliente, se sienta feliz y confortable que una buena decoración, mejorando sus relaciones y creando un fuerte equipo motivado.

Una persona pasa de media más de un tercio de su día en la oficina, y por supuesto, lo que ve a su alrededor le influye en el rendimiento. Aspectos como los materiales, los colores, la iluminación, el ruido, el orden, la limpieza, la temperatura… afectan al estado de ánimo, a la capacidad de concentración, la creatividad, la comunicación, la productividad, y lo más importante, la salud. Para ello, vamos a dar unos simples consejos sobre cómo, con simples pasos, puedes hacer de la oficina un “segundo hogar”.

 

  • Los colores

 

El color es de las cosas que más influencian emocionalmente, porque es visual. Es importante tener en cuenta los colores de la imagen corporativa de la empresa, y después sus características.

Por ejemplo, el azul aporta relajación y tranquilidad, mientras que el rojo genera energía (por lo que es aconsejable usarlo con moderación). Por otro lado, el verde crea armonía y equilibrio mientras que el amarillo ayuda a la creatividad y a la concentración.  En general los colores terrosos crean sensación de calidad y aportan energía para trabajar, los azules y verdes son más tranquilos (ideales para salas de reunión), los colores cálidos acompañarán bien al equipo creativo y los neutros son elegantes, aportando claridad y limpieza.

 

 

  • Hacer buen uso de la luz natural es importante

 

A la hora de distribuir el mobiliario, es importante buscar la luz natural de las ventanas. Además, éstas deben de estar hechas de materiales translúcidos que no la filtren, y si cuentas con pocas ventanas, entonces utilizar colores que la reflejen o aumenten.

Abusar de la iluminación artificial perjudica la vista, y además, aumenta la sensación de cansancio de los trabajadores (los reflejos de las pantallas producen fatiga visual).

 

 

 

 

  • Elige de manera adecuada los muebles de la oficina

 

Igual de importante es el ambiente de una oficina como el mobiliario que la viste. Los muebles no deben ser decorativos sin más, de echo deben ser prácticos, versátiles, y con un objetivo preciso, por lo que escogerlos bien hará que el espacio de trabajo sea óptimo.

Para hacer una buena elección, hazte preguntas sobre las necesidades que necesitas que cumplan: ¿Es necesario un espacio amplio para trabajar o te apañas con uno pequeño? ¿Trabajas muchas horas sentado o no paras quieto? ¿Se necesita gran espacio de almacenaje? ¿Cómo es la estructura de la oficina, rectangular, cuadrada, tiene esquinas…? Si tienes las respuestas a estas preguntas, podrás escoger los muebles en base a una respuesta bien meditada.

 

 

 

 

  • Utiliza vinilos decorativos

 

Es la mejor opción si quieres darle al espacio un toque personal. Pero también es la mejor opción si quieres potenciar el buen amiente entre los empleados y es uno de los materiales de moda en cuanto a decoración de oficinas se refiere.

Se trata de un material adhesivo que podrás colocarlo en cualquier sitio para decorar: Paredes, puertas, muebles, ordenadores, estanterías… y como puedes personalizarlo tu mismo, de manera barata y duradera tendrás una decoración única.

Algunas ideas que te dejamos para decorar con Vinilos Decorativos:

-Decora la sala de reuniones con vinilos que contengan el concepto de negocio, la misión y los valores, dibujos y diseños creativos que ayuden a la inspiración a la hora de realizar BrainStormings…. Algo que motive al personal.

-En la sala de estar o en la zona de comer, puedes colocar algo más ameno, como por ejemplo frases divertidas, fotografías de ambientes como la playa o la montaña, o dibujos graciosos que capten la atención.

– Y para decorar la zona de trabajo, no hay nada mejor que “Quotes” motivadoras, de grandes genios empresarios, como Steve Jobs, Paulo Coelho, Rockefeller o Bill Gates, por ejemplo.

– Decora según la profesión de tu empresa. ¿Eres abogado? ¿Publicista? ¿Una empresa alimentar? ¿o incluso una peluquería? Los vinilos, como ya hemos dicho son personalizables, por lo que, dependiendo de a lo que se dedique tu empresa, ¡coloca algo más creativo, más significativo o más visual!

 

 

Queda de tu mano elegir la decoración perfecta para ti, tus empleados y tus clientes. Pero debes tener en cuenta que, si quieres un buen ambiente, buenas relaciones y buen espíritu, debes de pensar primero en cómo se sentirán los que forman parte de tu equipo en el lugar donde pasan todo el día. ¡Pon una cara nueva a la oficina sin recurrir a grandes reformas!

¿Esta Entrada fue útil? Si No
Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario