Marketing Relacional: cómo usarlo a tu favor

Vivimos en una época en la que la oferta es mayor que la demanda. El mercado está saturado de empresas que ofrecen el mismo tipo de productos y servicios – lo que coloca al cliente en una situación de inseguridad en relación a la elección de la marca que realmente responderá a sus necesidades de consumo. Aunque el factor “precio” pueda influenciar la toma de decisión, muchas veces, el servicio acaba por no corresponder las expectativas del cliente – ¿Quién no ha oído nunca “lo barato sale caro”? Hoy en día, más que el precio, existe algo mucho más importante para convencer a los consumidores de que su servicio es el ideal: El marketing.

 

¿Qué es el Marketing?

 

Si tienes una empresa, hay que invertir en Marketing: ¡El retorno que se obtiene es tan elevado, que es una herramienta imprescindible para cualquier negocio!

El Marketing es una herramienta usada por las empresas que busca crear lazos de conexión con los clientes y los potenciales clientes, para aumentar las ventas, y como consecuencia, el beneficio. Este es un área muy grande, porque cada vez más, surgen derivados de Marketing: por ejemplo, el Marketing de Producto, el Marketing Digital, el Marketing Directo – que incluye los productos impresos- y, entre otras variantes, El Marketing Relacional. Es justo este último tipo de marketing del que vamos a hablar en este artículo. ¿Sientes curiosidad? Entonces continúa leyendo para saber más sobre este tema.

 

 

¿Qué es el Marketing Relacional?

 

El marketing relacional consiste en desarrollar acciones con la intención de crear lazos con el cliente. De esta forma, los propios clientes acaban convirtiéndose en embajadores de la marca, divulgándola, apoyándola y manteniéndose fieles a ella. Crear una relación con el cliente es mucho más importante que generar ventas inmediatas – ya que el desarrollo emocional con la marca puede multiplicar los resultados a largo plazo.

 

 

imagem-artigo3

 

Pero, ¿Qué hay que hacer para sacar el máximo partido al Marketing Relacional?

 

           1. Valoriza el departamento de atención al cliente

 

Éste es uno de los departamentos más importantes de tu empresa, puesto que tiene contacto directo con las reclamaciones de los clientes, y por eso, existe un mayor conocimiento de los niveles de satisfacción alcanzados. Por eso, el departamento de customer care debe de estar familiarizado con la cultura y los planes de marketing de la empresa. De esta forma, sus empleados podrán ofrecer un trato especializados a sus clientes.

Además de tener el feedback y las ideas que el departamento de atención al cliente aporta, crea una opción que permita que los consumidores presenten reclamaciones y sugerencias – ese feedback es importante para que la empresa pueda evolucionar. Además de todo esto, ¡hay que ser amable! Trata a cada uno de tus clientes como si fuera el único. ¡Estas pequeñas acciones hacen toda la diferencia en relación al mensaje que transmites!

 

             2. Conoce a tu cliente

 

Realiza un estudio del histórico de compras de tus clientes y junta los resultados obtenidos en la ficha personal del cliente. Después delimita varios tipos de perfiles y atribuye un perfil a cada cliente. De esta manera, podrás desarrollar acciones direccionadas exclusivamente para cada audiencia – por ejemplo, a través del envío de newsletters con productos y promociones que van de acuerdo a las preferencias que acotaste antes.

 

 

             3. Crea un programa de fidelidad

 

Ahora que ya conoces bien a tus clientes, desarrolla un programa de fidelidad que les cautive. Puedes crear un sistema que funcione a través de la acumulación de puntos, es decir, cuando el cliente consiga determinado número de puntos, podrá cambiarlos por un producto o servicio. Esto es solo una sugerencia, existen muchas otras acciones que podrás crear. Lo importante es desarrollar una estrategia que realmente funcione. Otra sugerencia, es utilizar la tarjetas de fidelización – de esta forma puedes facilitar tus contactos y, al mismo tiempo, controlar la asignación de la oferta.

 

            4. Apuesta por las redes sociales

 

Las redes sociales son la mejor forma de estar cerca de tus consumidores. Además de poder producir contenido interesante y direccionado para tu público objetivo, podrás avisar e informar a los consumidores sobre una campaña o promoción que esté activa en la empresa. Aprovecha las redes sociales para humanizar tu marca con contenidos diversos, y que transmitan la personalidad de tu empresa. Por ejemplo, ¿Ya probaste publicar citas, imágenes de fiestas y eventos corporativos, o fotografías de trabajos realizados por tu empresa? Piensa en ello, ¡estos son solo algunos ejemplos de cómo podrás involucrar a tus clientes con tu marca!

 

 

Recuerda que el Marketing Relacional consiste en estar constantemente en contacto con tus clientes, apoyándolos y dándoles importancia de diferentes maneras. Así conseguirás conquistarlos, y más que eso, ¡mantener una relación saludable y duradera con ellos!

¿Esta Entrada fue útil? Si No
Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario